Pasajes conflictivo Calvinismo vs Arminianismo

calvinismo vs arminianismo

Hace un tiempo, un amigo y hermano muy querido me pidió que le clarificara algunos textos conflictivos en cuanto  al tema de la doctrina de la gracia, ya que,  estaba debatiendo del tema con un compañero suyo. Así que,  le escribí el siguiente mensaje por correo y más tarde el mismo me dio la idea de publicarlo.  Aquí  debajo les comparto una copia con algunas modificaciones que entendí pertinentes:

Hay varios versículos que parecieran contradecir otros versos que respaldan la doctrina de la gracia, Pero antes de entrar en la explicación de estos pasajes,  quiero que tengan  en mente,  algunas cosas a la hora de explicarle esos pasajes a él:

  1. Procura la unidad, más que las diferencias. Después de tantos debates con hermanos que no creen en la doctrina de la gracia y de haber sido uno más que tampoco creía en la conocida posición calvinista, he aprendido que tales hermanos tienen un mal concepto de lo que realmente sostiene la doctrina de la gracia. Cada punto es mal entendido y llevado por caminos que son errados, que rayan más en el hipercalvinismo (doctrina de la que también estoy en contra). Estoy seguro que si tomamos en cuenta la línea que divide la confusión de la realidad, encontraremos más unidad que diferencias y ellos podrán entender que la doctrina de la gracia es realmente una doctrina bíblica la cual en vez de dar libertinaje realmente es un detonante de gracia que mueve a la santificación y a vivir agradecidos, en vez de distorsionar la imagen de Dios; la exalta.
  2. Recuerda siempre que eres cristiano, antes que calvinista. Ser cristiano es tu identidad, mientras ser calvinista no es más que identificarte con Calvino en lo que respecta al tema de la salvación y esto es  porque la biblia te convence de ello (al menos así debería ser). De manera que no permitas que el calvinismo se te suba a la cabeza y te haga comportarte como si se tratase de un grupo político al que perteneces  y que eres superior a los demás;  es decir,  no fuerces pasajes a decir lo que no dicen,  sólo porque quieres ganar el debate, cuando lo que importa es que dice la biblia.

Teniendo en mente esas dos cosas, procederé entonces,  a explicarte o aclararte lo que quieren decir realmente  esos pasajes que usan en contra del  resto de todos los versículos que posee las escrituras a favor de la doctrina de la gracia. Los organizaré por casos, a fin de explicar cada pasaje dentro de un grupo con similitud de interpretación.

PRIMER CASO:

Juan 3:16:

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.”

“Dios amó al mundo” podría entenderse de distintas maneras:

  1. Literal: Dios amó a toda la humanidad, es decir a todos sin excepción de ningún individuo.
  2. Metonimia: Dios amó a todos sin distinción de raza, etnia, nacionalidad, clase social, lengua, color ni pecados.
  3. Sinécdoque: Dios amó a aquellos que creerán.

Entiendo que Dios ama a toda la humanidad, es decir a todos sin excepción de ningún individuo de ninguna raza, etnia, nacionalidad, clase social, lengua, color, ni la gravedad de pecados. Pero Dios también ama de una manera especial y mayor  a sus ovejas que a las cabras. 

Pero con ninguna de las maneras de interpretación se puede probar que este texto demuestra que Dios ha ofrecido la salvación al hombre porque este tiene la capacidad de escoger. Ni tampoco estoy de acuerdo con que la elección incondicional, la expiación limitada o la depravación del hombre, deberían discutirse sobre la base de este texto, ya que van más allá de los límites de este pasaje, viola el interés y el mensaje que el autor desea transmitir.

Este pasaje expresa lo que se conoce como la libre oferta del evangelio. Una oferta que no tiene barrera  étnica, nacional, clase social, color, lengua, ni de pecados. Otra manera de decirlo es:  “Tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo aquel que -indiscriminadamente – cree en El, no se pierda, más tenga vida eterna.”

Dios amó tanto al mundo pecador (sin ningún tipo de distinción) que proveyó un medio de salvación para todos los que crean en Él. Dios amó  tanto al mundo que levantó  una oferta libre de salvación tal como Moisés levantó  la serpiente en el desierto (Juan 3:14; Números 21:9).  ¿Quiénes creerán? ¿Cómo creerán? ¿Por qué hace Dios una libre oferta sabiendo que muchos no se apropiarán de ella? Las respuestas a estas preguntas, escapan a este texto. Sin embargo podemos encontrarlas en otros pasajes de Las Escrituras. Pasajes como Rom. 3:10-11, Rom. 8:7, Efesios 2:1-3 y 2 Timoteo 2:25 nos demuestran que nadie puede creer en Cristo por sí mismo, sin que primero ocurra una intervención de Dios, los que creen son aquellos que Dios les concede el arrepentimiento, aquellos de quienes Dios tiene misericordia (Rom. 9:15-23).

SEGUNDO CASO:

Tito 2:11:

 “Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres.

2 Corintios 5:14-15:

Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron; 15 y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.”

Romanos 5:18:

Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida.”

1ª Timoteo 2:3-6:

Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad. Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos.

2 Pedro 3:9:

El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.”

2 Corintios 5:19-20 

Que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. 20 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo.

Estos pasajes deben entenderse a la luz de las Escrituras como un todo. Dios dice en : Isaías 46:10, Daniel 4:35, Salmo 115:3 y en muchos otros pasajes más,  que todo lo que Él quiere se ha hecho o se hará. De manera que si entendemos que todo lo que Dios quiere se hará porque Él es soberano y así lo declara su Palabra, sólo nos quedan dos conclusiones:

  1. Universalismo. Dios salvará a toda la humanidad sin excepción de nadie, de manera que absolutamente nadie irá al infierno.
  2. Estos textos no se refieren a toda la humanidad. Sino que utilizan la palabra “todos” en sentido genérico para referirse a todos tipos de personas, de lenguas y razas diversas que Dios ha escogido para salvación. Esto bien se respalda en muchos otros pasajes como Mateo 26:28, 2 Pedro 1:10, Efesios 2:8, Hechos 13:48, Efesios 2:10, Amós 3:2, Romanos 8:28-30, Efesios 1:4-5, Romanos 9:15-23, Juan 15:16, Deuteronomio 7: 7-8.

TERCER CASO:

1 Timoteo 4:10 

Que por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen.”

En este pasaje hay una ligera diferencia a los pasajes anteriores. Y es que este, deja claro dos grupos de los cuales Dios es salvador:

  1. Todos los hombres, que no se puede entender como genérico ya que claramente los separa.
  2. De los que creen.

Este pasaje realmente no es difícil,  sólo es necesario un poco de lógica y recordar lo que ya he dicho más arriba “Debemos ver este pasaje a la luz de Las Escrituras como un todo”. Aquí, al igual que los pasajes anteriores tenemos dos opciones:

  1. Salvar aquí también significa lo mismo que en los demás pasajes de la biblia “Salvar de la condenación eterna”. En otras palabras universalismo. El pasaje quiere decir que Dios salvará de la condenación eterna a la humanidad completa. Pero mayormente a los que creen.

Me pregunto: ¿En qué sentido se puede salvar de la condenación eterna a uno más que a otros, si se salvará a todos?

  1. Salvar aquí tiene otro sentido, diferente al que se entiende en la mayoría de los pasajes bíblicos. Es decir, cuando dice que Dios es salvador de todos los hombres se refiere a un sentido temporal, mientras a los que creen a un sentido temporal (porque son partes del “todos los hombres”) y eterno. Es decir, Dios en Cristo no sólo proveyó salvación eterna a los escogidos, sino que también por causa de ese plan redentor, Dios ha provisto bendiciones temporales para toda la humanidad (su gracia común). Siempre recuerda que tanto la gracia común como la gracia especial son gratis para quienes la recibimos, pero costaron un precio para quien nos la da.

Notas  finales:
En este artículo sólo me he dedicado a explicar algunos de los pasajes “conflictivos” que utilizan como objeción a la doctrina de la gracia.

Este es un tema que siempre generará  debates .  Pero  debemos  recordar  siempre que sin importar cuál sea mi posición en este tema, primero soy cristiano y por lo tanto debo enfrentar el tema con una correcta actitud de amor, mansedumbre y humildad. No somos mejores o superiores porque creamos en la doctrina de la gracia o no. Si tu calvinismo o arminianismo no te hace más piadoso, estás perdiendo el tiempo.